Jesuitas España

One Proposal: Nuestra Respuesta Coordinada para Ucrania

 

Siguiendo la intuición del Papa Francisco, ante este drama de millones de personas que se ven obligadas a abandonar sus tierras por la guerra y la violencia, nuestra respuesta común se debe articular en torno a cuatro verbos: "acoger, proteger, promover e integrar".

La respuesta jesuita a la emergencia de Ucrania sigue tomando forma con el trabajo coordinado de múltiples países y organizaciones implicadas en su desarrollo. Como ya es sabido, estamos desplegando acciones en Ucrania, Polonia, Rumanía, Hungría y Eslovaquia, bajo la coordinación del Servicio Jesuita a Refugiados y la Red Xavier, en la que Entreculturas lidera el equipo de emergencia.

La implementación es coordinada regionalmente por el JRS Europa junto con los actores locales. Los jesuitas que lideran las respuestas en los países son el P. Vitaly Osmolovski (Polonia), el P. Oleksii Bredeliev (Ucrania), el P. Marius Talos (Rumanía), el P. Sajgo Szabolcs (Hungría) y el P. Jakub Garcar (Eslovaquia). Todos los viernes tenemos una reunión de coordinación general acompañados por el JRS y el equipo de la Red Xavier. El Asistente General, P. Tomasz Kot, también participa, asegurando el vínculo con el gobierno central de la Compañía de Jesús.

Además de este equipo de coordinación general, existen en este momento equipos de trabajo internacional para el trabajo de gestión de programas, fundraising, seguridad, Comunicación e Incidencia, que se reúnen con distintas frecuencias para asegurar la coordinación y los distintos productos y servicios en torno a esta emergencia.

Del 20 de marzo al 11 de abril, nuestras compañeras Pilar López (Entreculturas) e Irene Guia (JRS) han estado visitando los proyectos en el terreno en una primera aproximación para la proyección de necesidades y posibles respuestas a medio y largo plazo. Del 9 al 15 de mayo, Alberto Ares, SJ (Director del JRS Europa) y Dani Villanueva, SJ (Director de Entreculturas y Alboan y Coordinador de Emergencias de la Red Xavier) han estado realizando una visita institucional a Polonia, Rumanía y Ucrania para asegurar la creciente coherencia y estructuración de la respuesta coordinada.

De este modo, la progresiva coordinación de las acciones de respuesta inmediata está dando paso al diseño de una propuesta global que integra todas las acciones de respuesta humanitaria en torno a los cuatro verbos del Papa Francisco para resumir cómo debe ser nuestra respuesta: acoger, proteger, promover e integrar a los refugiados.

El programa global, que ya se ha denominado "One Proposal", abarca las cuatro dimensiones: (a) Acogida, proporcionando alojamiento temporal, alimentos y otros artículos de primera necesidad, transporte, atención en centros de llamadas, (b) protección, proporcionando alojamiento seguro, alimentos y otros artículos de primera necesidad, asistencia jurídica, apoyo psicosocial, educación y salud, (c) promoción, atendiendo a las necesidades de educación y medios de vida de los refugiados e (d) integración ayudando a la reconciliación y a la concienciación a través de acciones educativas, de comunicación, de incidencia y de acompañamiento.

La respuesta de la red de solidaridad global jesuita está siendo extraordinaria, habiendo superado ya los 5 millones de euros de recaudación global. Las estrategias de intervención y acompañamiento a medio plazo nos están llevando a proyectar una propuesta a tres años con un presupuesto para el que aún necesitamos más apoyo. Todas las conferencias jesuitas, ONG's y oficinas de misión y desarrollo están alineadas en esta respuesta común.

Desde España estamos contribuyendo de forma notable a la emergencia global y simultáneamente coordinándonos también con las obras del sector social jesuita en una respuesta que incluye el acompañamiento y acogida a la población ucraniana en nuestro país. Os contaremos más de nuestra respuesta en España en próximas semanas. Si quieres apoyarnos, lo puedes hacer desde http://emergenciaucraniajesuitas.org

Es un privilegio poder contar con la continua solidaridad de tantas instituciones y personas generosas que confiáis en el trabajo de la Compañía de Jesús. Os queremos expresar una vez más nuestro hondo agradecimiento en nombre de todas las personas a las que acompañamos.