Jesuitas España

15 años de Experiencia Sur: una escuela de ciudadanía global

Entreculturas presenta la Evaluación del Programa Experiencia Sur tras 15 años de andadura. Este programa, “escuela de ciudadanía global” ha convocado a lo largo de estos tiempo a más de 250 participantes, hoy agentes de transformación social.

En un mundo en el que proliferan conflictos y crecen las fronteras, en el que los intereses económicos prevalecen sobre el bienestar de las personas y de la tierra, donde crece la desigualdad en el interior de los países, sigue siendo pertinente e incluso tiene más sentido, si cabe, el encuentro intercultural entre personas y comunidades.

Experiencia Sur es la propuesta de voluntariado internacional de corta duración impulsada por Entreculturas. Se orienta a promover encuentros con personas que viven en otros países en los que la organización trabaja. Propone facilitar el acercamiento a realidades de desigualdad y exclusión que se quedan fuera de los focos mediáticos, y crear vínculos que ayuden a entender y hacer experiencia vital el sentirnos ciudadanos y ciudadanas del mundo. Las organizaciones socias de Entreculturas en dichos países, hacen posible este encuentro transformador.

Tras 15 años de andadura, Entreculturas ha evaluado el programa atendiendo a los procesos y resultados que genera. Además de Experiencia Sur, se ha evaluado otro programa de voluntariado internacional de corta duración que impulsamos desde el año 2016: Profes en Compañía, una propuesta conjunta entre Entreculturas, el Área de Pastoral MAG+S y el sector de Educación de la Compañía de Jesús en España (EDUCSI). Este formato permite a docentes de colegios jesuitas, de espiritualidad ignaciana o vinculados/as a los programas educativos de la organización, realizar el voluntariado en las escuelas de Fe y Alegría, donde colaboran e intercambian experiencias con otros docentes y se ponen al servicio de la organización que los acoge.

Las conclusiones de la evaluación se presentaron en un evento virtual, el jueves 10 de junio, con la participación de 65 personas. Contó con las palabras de apertura de Ramón Almansa, desde un profundo agradecimiento por el programa; la intervención de Ángel Calle, Director de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo, comprometiéndose a “blindar” la apuesta por el voluntariado; los testimonios de Tarcisio Vallejo, Clara Maeztu y Santiago Vázquez, desde Ecuador, Madrid y Badajoz, como participantes en el programa con distintas implicaciones; y la presentación de los aprendizajes tras estos 15 años, por parte de Leticia Alonso, reciente coordinadora del programa.

La evaluación ha tenido como objetivos detenernos en qué es y qué ha sido este programa, valorar su aporte a la vida de los y las participantes, realizar un análisis de sus principales logros y compartir aprendizajes para fortalecerlo y mejorarlo.

Realizada la evaluación, podemos afirmar que Experiencia Sur:

-Contribuye a tener una visión crítica de la realidad.

-Facilita la toma de conciencia y el compromiso para la transformación social.

-Fortalece el trabajo por la justicia social desde una participación activa.

-Contribuye a construir ciudadanía global.

-Promueve agentes sensibilizadores que siembran transformación en sus entornos (centros educativos, empresas, asociaciones, barrios, familias).

-Y, si te dejas, cambia la vida...

Conocer la identidad y misión de Entreculturas, la importancia de la formación y de las orientaciones que se dan a lo largo del proceso, realizar la experiencia en pequeño grupo, desempeñar una tarea adecuada al perfil que facilite la inserción en la realidad, reposar y compartir la experiencia al regreso... son aprendizajes de estos años que queremos mantener y reforzar, pues la evaluación revela que son factores fundamentales para que la experiencia sea satisfactoria y logre los resultados deseados.

Y, como puntos de mejora, que convertimos en llamadas a las que queremos responder de cara a las siguientes ediciones, hemos identificado los siguientes: ampliar y profundizar algunos contenidos de la formación previa, reforzar y asentar determinados procesos de trabajo con las organizaciones que acogen a las personas voluntarias, reflexionar sobre el sentido de la tarea a desempeñar por las personas participantes, mejorar los procesos de sistematización del programa y la implicación de las delegaciones en las distintas fases del programa.

La evaluación nos deja un profundo sentido de agradecimiento a todas las personas y organizaciones que lo han hecho posible en unos y otros lugares del mundo a lo largo de estos años; una gran responsabilidad por lo que el programa supone a las personas que participan en él y a nuestra misión como organización; y una gran ilusión para asumir los retos identificados para mejorar esta propuesta.