Jesuitas España

Nueva comunidad de la red de hospitalidad

Hace pocos días que se ha puesto en marcha en el Casal Arrupe, en Sant Cugat del Vallès, una nueva comunidad de la red de hospitalidad de Migra Studium. Es un espacio que la Compañía de Jesús ha cedido temporalmente a Migra Studium, y que cuenta con el apoyo del Casal Loiola. Acogerá personas migrantes que se encuentran actualmente en una situación de vulnerabilidad y contarán con el acompañamiento de voluntarios y miembros de la Fundación Migra Studium.

Esta nueva iniciativa surge de la creciente demanda y de las nuevas necesidades de las personas migrantes, agravada por la crisis de la Covid-19. De hecho, estos días, Migra Studium ha podido constatar como las personas que ya vivían una situación de vulnerabilidad han sufrido el confinamiento de una forma extrema, arrastrados a situaciones de falta de un hogar seguro y de recursos económicos para cubrir las necesidades más básicas.

La comunidad se ha puesto en marcha con dos jóvenes, y está previsto que pueda acoger hasta 10 personas. El jesuita Pau Vidal es una de las personas que convivirá con ellos durante estos días.

Migra Studium ya cuenta desde hace meses con una red de hospitalidad, con varias familias y comunidades religiosas que acogen, en su casa, personas migrantes o refugiadas. Durante el confinamiento por la crisis de la Covid-19, la red se ha mantenido activa y de hecho, muchas familias han alargado su compromiso y la duración de la acogida. Pero también hay algunas familias que se han visto afectadas de alguna manera por la crisis de la Covid-19 y no pueden, por el momento, hacerse cargo de una acogida, nos cuenta Pilar Pavia, coordinadora de la red de hospitalidad. "En este tiempo de medidas excepcionales de confinamiento y sanitarias, se hace más difícil encontrar familias suficientes para la acogida y acompañamiento".

Es por ello que la nueva comunidad de hospitalidad de Sant Cugat viene a dar respuesta a las necesidades más urgentes porque "hay gente en la calle que no había estado nunca en esta situación", dice Pilar Pavia. Es un recurso, que, en principio, se plantea para aliviar esta situación, durante los próximos meses pero, dada la incertidumbre del momento que vivimos, no se ha fijado un plazo para su tiempo de funcionamiento.

Las personas acogidas contarán con un acompañamiento constante por parte de voluntariado, y algunos de ellos también realizarán actividades formativas online. El delegado de los jesuitas en Cataluña, Llorenç Puig, destaca que "se trata de un proyecto de carácter comunitario de hospitalidad, acompañamiento y atención a las personas vulnerables que tienen más dificultades para contar con la atención adecuada por parte de las instituciones" y especialmente insiste en que "tal y como es nuestra forma de hacer, no se trata de un recurso masivo o anónimo, sino de acompañamiento y de vinculación comunitaria".

Además de la puesta en marcha de esta nueva comunidad, Migra Studium está priorizando estos días, la acogida presencial, que se hace ofreciendo orientación individual social y jurídica en la Iglesia Nuestra Señora de la Victoria, en el barrio Gótico de Barcelona, que se encuentra en el mismo edificio donde tiene su sede la Fundación Migra Studium, y donde se ha habilitado un espacio que permite respetar todas las normas de seguridad establecidas.