Japón vuelve página

Japón está en una encrucijada histórica y por eso ha sido objeto de particular análisis en el Seminario de Investigación para la Pazdentro de su estudio sobre el ascenso global de la zona Asia-Pacífico.  Se identificaron algunos de sus rasgos diferenciales.

Quizá el más llamativo son las vulnerabilidades de Japón unida a su sorprenderse capacidad para reinventarse incluso contemeridad tras los momentos de crisis. Baltasar Gracián pensaba que “los japoneses son los españoles de Asia” porque siempreavanzan todos juntos. Así ha ocurrido recientemente tras la derrota de la II Guerra Mundial, el impacto  de la crisis del petróleoo la caída de la URSS.

Es en único país del mundo que tiene experiencia propia de la tragedia nuclear tanto bélica en Hiroshima y Nagasaki como pacíficaen la catástrofe de Fukushima. Es uno de los motivos por los que la opinión pública almacena una reserva importante de pacifismoque está dificultando los planes del primer ministro Shinzo Abe de adaptar la Constitución a un nuevo escenario de paz y seguridad.

El debate gira en torno al Artículo 9, en cuyo segundo párrafo Japón renuncia a la guerra y por tanto a sus instrumentos de manera global.

Existe un intento de reinterpretar el Artículo 9 en relación con el Articulo 3, por el que todos los japoneses tienen derechoa la vida, la libertad y la felicidad. La Constitución nipona fue elaborada por los EE UU sin participación alguna de los japoneses. Perosu origen no ha impedido que impregne vitalmente el alma japonesa actual.

 

En la sesión intervinieron como ponentes Florentino Rodao, profesor de Historia y director del Grupo Europa-Asia de la UCM, que hizouna aproximación a la identidad e historia japonesa; y Carmen Tirado, profesora de Derecho Internacional y directora del Grupo Japónde la Universidad de Zaragoza, que se centró en los actuales planes de reconfiguración de la política de seguridad y defensa. Asistieronunas 150 personas. Según la metodología habitual un grupo de 17 expertos trabajó después durante 4 horas en un interesante debate quebuscó aclarar los diagnósticos y terapias de la situación en un país clave para la geopolítica global.