Jesuitas España

Encuentro de formación de voluntariado internacional

El fin de semana del 26 al 28 de abril nos reunimos en Guadarrama (Madrid) unas 70 personas en el encuentro de las Experiencia Sur, de Entreculturas y las Experiencias Sentido Sur, de la Pastoral Magis, Alboan y Entreculturas. Un encuentro para la formación de los voluntarios y voluntarias internacionales que en verano se integrarán en distintas realidades de África, América Latina, donde está presente la Compañía de Jesús.

Este año el encuentro giraba entorno al #NoMeResigno que el Padre Arrupe, General de la Compañía de Jesús entre 1965 y 1983, dijo en su frase: “no me resigno a que, cuando yo muera, siga el mundo como si yo no hubiera vivido”.

El objetivo, además de seguir fortaleciendo la identidad de grupo, era poder dar algunas pistas para entender la realidad de pobreza, desigualdad y marginación en la que las personas voluntarias se van a integrar el próximo verano en las distintas experiencias que van a vivir en países como Camerún, Chad, Perú, Bolivia, Marruecos, Guatemala, Colombia, Ecuador o México.

Contamos con Ramiro Viñuales, de la Fundación Salvador Soler, facilitando una formación sobre desigualdad, sostenibilidad y estilos de vida, que fue reforzada por el taller que Chabeli Macías, de Entreculturas, que lideró haciendo visibles que los problemas locales son globales y están conectados entre la realidad de España y Europa y la de los distintos países que van a visitar. Lourdes Valenzuela, de Entreculturas trabajó las actitudes que las personas que van a viajar tienen que meter en la maleta, como son apertura, sencillez, servicio...

Al final del día, el jesuita y recién ordenado Diácono Ángel Benítez, propuso materia para la oración personal y compartida, dejando reposar los sentimientos vividos a lo largo de la jornada formativa, para más adelante celebrar una Liturgia de la Palabra, una celebración preciosa donde pudimos compartir con el Señor todo lo que llevamos dentro: nuestras luces y nuestras sombras, nuestras ilusiones y nuestros miedos. Le pedimos y Le agradecimos. Le sentimos en el silencio de la oración, en el abrazo de la paz, en los cantos y por supuesto, en el misterio de la Eucaristía.

Fue un fin de semana muy enriquecedor, por la diversidad de personas en cuanto a edades, procedencias, motivaciones y cuanto a destinos como hemos apuntado anteriormente. De algún modo se quiso ir disponiendo a este grupo de personas a vivir la experiencia desde la apertura a recibir, a dejarse transformar por los encuentros y tocar por la realidad que van a ver y sentir.

La oportunidad de este voluntariado de verano que se facilita desde la Compañía de Jesús a través de la Pastoral Magis y desde las ONGD de Cooperación Entreculturas y Alboan es una oportunidad para ser, una oportunidad para hacernos conscientes y para poder ir haciendo visible aquello que a día de hoy desde nuestras prisas, apegos y miedos no lo es. En definitiva ser capaces de vivir, tomar el mundo en nuestras manos, desde los encuentros, alternativas y decisiones.

Un grupo de personas que dijeron con claridad y de múltiples formas que no se resignaban a mejorar el mundo, a transformar sus miradas y a creer en las personas más allá de fronteras y etiquetas. ¡Buen viaje y os esperamos a la vuelta!