Crónica del curso “Fe y compromi...

Me levanto con las preguntas que ayer quedaron marcadas en mi cabeza: ¿Qué es exactamente lo que pide el mundo de mí? ¿Cómo hacemos para entendernos en este lenguaje de palabras tan limitadas? ¿Qué puedo aportar desde mi vida cotidiana? Al subir a la terraza encuentro al grupo reflexionando en torno a las Bienaventuranzas (Mt. 5). Siento que todas compartimos hoy estas Bienaventuranzas y tenemos razones para no rendirnos.

En la primera sesión de la mañana Junkal Guevara, profesora de teología de la Universidad de Granada nos habla de cómo la Biblia desde el primer libro del Génesis nos invita al compromiso, a ensuciarnos las manos con el mundo y sus problemáticas. Se trata de una implicación dentro de un sentido amplio de la palabra política, de todo lo que nos afecta como sociedad, como “polis”. 

Junkal nos acompaña por un recorrido desde los primeros capítulos del Génesis, donde Dios “sale de sí mismo” para poder crear  (Lo que me recuerda a la invitación que hacíamos ayer en el debate de la necesidad de dignidad humana desde las capacidades de cada persona para crear, para transformar el mundo, en un sentido más profundo del trabajo). La relación con las cosas creadas es, por tanto, de cuidado y amor. Dios a lo largo de la Biblia no se entiende sin la existencia de los seres humanos. En cuanto a los seres humanos, se nos dice que Dios los crea a su “imagen y semejanza” (Gen. 1, 27-30) lo que marca un paso crucial en la concepción antropológica del ser humano. El ser humano pasa de ser “esclavo” en los textos genealógicos de la época (como el Enuma Elish, teogonía sumeria), concebido para “servir a los dioses”, a ser una “estatua”, un permanente recuerdo de la presencia de Dios, como su colaborador y co-creador.  Tiene la responsabilidad de mantener la Vida y de producir los cambios necesarios para este fin. 

En cuanto a la comunidad humana, Junkal se centra en el capítulo dos del Génesis. El hombre y la mujer se crearon, según el mismo Génesis, a la vez y en igualdad. La “metáfora de la costilla” se utiliza para subrayar que Eva está hecha de la misma “materia” que Adán, son seres semejantes. Vamos descubriendo cómo se revela este Dios, que siempre se involucra en lo que sucede en la Tierra. Llegamos así al misterio de la Encarnación: Dios se hace uno de los nuestros, ha pasado por el dolor y nos llama “hermanos.” Jesús nos revela que podemos transformar y crear con Dios. La Biblia nos invita una y otra vez a participar de la tarea de crear el mundo, y por tanto en la política real transformadora. 

Tras el descanso Gonzalo Villagrán profesor de Teología de la Facultad de Teología de Granada que nos ayudó a dilucidar qué luces nos pueden aportar los textos de la doctrina social de la Iglesia para hacer hoy política.  Afirma Gonzalo que la mejor manera de comprender la doctrina social es a través del concepto de “tradición”, que se transmite de generación en generación; y que, al mismo tiempo se va reelaborando continuamente. La “doctrina social” acumula la reflexión de la Iglesia sobre la vida en sociedad. La tradición la debemos hacer nuestra. 

Gonzalo nos ayuda a recorrer cronológicamente los principales principios de la doctrina social. Vamos viendo como incorporan los Derechos Humanos en la Iglesia, la dignidad humana y que supone la participación política y aplicar el principio de la subsidiariedad, el pluralismo político,  partiendo de una humildad epistemológica en la que la Iglesia no sabe todo y necesita de todas las fuentes políticas para dialogar con la realidad. El cristiano en conciencia busca la mejor opción inspirado en la tradición de la doctrina social. Rescatamos el llamamiento a una relación recíproca entre fe y política (la fe debe escuchar a la política y viceversa, para no caer ni en el realismo político y tampoco en el fundamentalismo religioso) y terminamos con la llamada del papa Francisco que tiene como principio la mirada a los pobres y desclasados y también el diálogo social e interreligioso por la paz.

“Porque el mundo no es siempre un obstáculo para orar por el mundo. Si algunos deben abandonarlo para encontrarlo y alzarlo hacia el cielo, otros deben sumirse en él para alzarse, pero con él, al mismo cielo.” (Madeleine Delbrêl, la Alegría de creer)

Por la tarde hacemos un paseo meditativo por la ciudad de Málaga recorriendo diferentes espacios de la ciudad para ver los contrastes y dejarnos interpelar por la desigualdad. Intercalamos las visitas a los espacios con lecturas meditadas de textos que nos ayudan a profundizar en la realidad que vemos. Así comenzamos nuestro recorrido comenzando desde la vista panorámica del seminario diocesano, el santuario de la Victoria, el barrio de las Tres Cruces, un barrio popular donde la música y la vida en los patios nos devuelve a la realidad tras estos días de reflexión; paramos en la puerta del Centro de Internamiento de Extranjeros, donde reflexionamos sobre las denuncias que habido en ese centro de abusos y de malos tratos. A continuación pasamos por la calle comercial, el puerto y el proyecto de Caritas llamado “Calor y café” para las personas sin hogar más necesitadas de la ciudad que encuentran un lugar donde ser escuchadas y tratadas con dignidad. Unos amables voluntarios llamados Gustavo y Carmen se implican en explicarnos con todo lujo de detalles su labor a pesar del agobio que sienten porque quedan cinco minutos para que lleguen las primeras personas que utilizan “la casa”. Y esto sí es una casa, un auténtico templo donde descubrir a ese Dios encarnado que nos invitaban las bienaventuranzas a ver en este día, descubríamos de la mano de Junkal y Gonzalo en la teología y la tradición, pero que se hacía carne en personas como ellos que se implican día a día por hacer este mundo un poco más humano, un poco más parecido al Paraíso, al Reino.

Clara González-Garzón Finat.

 

¿Matar el asilo a base de recortes...

Las propuestas de la reforma del Sistema Europeo Común de Asilo (SECA) vendrían a ser lo mismo que matar progresivamente el asilo en Europa a base de mil recortes, como concluye el documento de trabajo publicado por el Jesuit Refugee Service (JRS) Europa el pasado 30 de enero.

"Nos preocupa mucho que, de salir adelante estas propuestas, darán el peor golpe a las personas más vulnerables. El apoyo que se ofrece a niños y niñas que viajan solos, mujeres en estado de gestación y familias separadas, en vez de incrementarse, se verá radicalmente reducido", declaraba el Director Regional de JRS-Europa, José Ignacio García SJ.

"Apelamos a las Instituciones Europeas para que piensen de nuevo en el impacto que tendrán estas propuestas, y que se esfuercen en mejorar la solidaridad con las personas refugiadas en Europa", concluía.

El JRS-Europa ha desarrollado este Documento de Trabajo 6 con recomendaciones detalladas, que se agrupan en cuatro áreas principales:

  1. - Basta de externalizar las responsabilidades en materia de protección.
  2. - Comprometerse a una solidaridad mayor con las personas refugiadas y entre Estados Miembros.
  3. - Priorizar la inclusión social y la integración de personas migrantes forzosas en las sociedades europeas.
  4. - Abstenerse del recurso desproporcionado y excesivo de la detención.

El cuerpo del documento presenta un detallado análisis político de las propuestas y resalta las siguientes preocupaciones clave.

Abrir la puerta de la hospitalidad pero con el cerrojo de seguridad echado: de seguir la estela del autodenominado exitoso pacto UE-Turquía, en vez de crear más corredores de seguridad (por ejemplo, con visados humanitarios, liberalización de la reagrupación familiar, etc.) que complementen al actual SECA, se han introducido políticas aún más restrictivas para acceder al territorio de la UE. Serán más aún las personas migrantes forzosas que morirán en el Mediterráneo y en viajes peligrosos en sus intentos de alcanzar la seguridad.

Quienes se llevan el peor golpe serán los niños que viajan solos: si las propuestas son aprobadas, estos menores correrán un mayor riesgo de ser detenidos, de ser trasladados forzosamente en aplicación del sistema de Dublín o de verse forzados a estampar sus huellas dactilares bajo el sistema de EURODAC, puesto que rebaja la edad mínima de 14 a 6 años.

Se mantendrán a las familias separadas: el derecho a la vida familiar consagrado en la Carta de Derechos de la UE y en la Declaración Europea de Derechos Humanos quedará minado. Las revisiones imperativas de su estatuto hacen peligrar las oportunidades de educación y empleo, obstaculizando la capacidad de las familias para mantener su dignidad y procurar un entorno sano y seguro a sus hijos. Los riesgos de exclusión social aumentarán. El uso de criterios obligatorios de admisibilidad bajo el sistema de Dublín impedirá en muchos casos la reagrupación de las personas solicitantes de asilo con sus familiares que ya residen en otros Estados Miembros.

El número de obstáculos que tiene que salvar las personas solicitantes de protección se verá aumentado. Estas nuevas propuestas formalizan conceptos problemáticos como "primer país de asilo", "tercer país seguro" o "protección interna". Las personas migrantes forzosas tendrán que pasar el filtro de exámenes preliminares antes incluso de que se les permita presentar una solicitud de protección internacional.

Vamos a proteger al refugiado pero solo durante un rato. La introducción de revisiones imperativas del estatuto mina la seguridad y permanencia de dicho estatus de las personas beneficiarias de protección internacional. Este enfoque choca completamente con los niveles de desplazamiento que afronta hoy el mundo. Simplemente deja coja la capacidad de las personas refugiadas para construir con éxito nuevas vidas dentro de la UE.

Más que disminuir aumenta la detención. La legsilación crea potencialmente más circunstancias en las que se puede detener a las personas solicitantes de asilo, como al negarse al extampar sus huellas dactilares, por ejemplo. La detención puede causar daños psicológicos severos y duraderos. El JRS-Europa sigue abogando firmemente contra la extensión de su uso por parte de las autoridades de los Estados Miembros. Es necesario recurrir a alternativas a la detención para reducir el sufrimiento humano.

Como conclusión, el documento entiende que este nuevo paquete de reformas representa una armonización a la baja, y no al alza, de los estándares de protección en la UE. Como hemos podido atestiguar en 2015 y 2016, las medidas restrictivas suponen un fracaso tanto para las personas migrantes como para la solidaridad de todos los Estados Miembros. Otra carrera cuesta abajo sería muy peligrosa en todos los sentidos.

Puedes consultar el documento de trabajo de JRS-Europa completo en inglés aquí.

La familia, protagonista de sus pro...

La Familia, protagonista de sus procesos de cambio" así se han llamado las VI Jornadas de CaixaProinfancia que han tenido lugar en Madrid este pasado 1 de marzo.

En esta ocasión, representantes de distintas entidades sociales, han participado con ponencias y mesas de experiencias, con el fin de avanzar en su compromiso compartido de mejorar la situación de miles de familias que se encuentran en situación de pobreza o exclusión social.

La Fundación Amoverse, de la mano de Teresa Olleros, Responsable de Familia del Centro de día del Pozo,  explicó el trabajo realizado y sobretodo el cambio de mirada que se lleva produciendo en la Fundación durante los últimos años.

En concreto la experiencia compartida, titulada "Qué esperamos el uno del otro", fue una iniciativa de encuentro de principio de curso en la que todos los miembros de la familia pudieron escucharse y compartir cómo están y qué esperaban. Gracias a estos encuentros se pudo devolver a las familias una mirada positiva, rescatando sus fortalezas y capacidades, así cómo obtener un feedfack de ellas acerca de lo que reciben o esperan recibir por parte de la Fundación.

Esta ponencia, así como el resto de las expuestas por las entidades sociales sirvieron de eco para las palabras y reflexiones previas de Pepa Horno Goicoechea, psicóloga y consultora en infancia, afectividad y protección: “Las familias son las protagonistas de sus procesos de cambio y actúan como agentes de transformación de sus propias vidas".

 

La hospitalidad: aportación de la...

El pasado miércoles, 18 de enero, tuvo lugar la primera conferencia del ciclo “Ciudadanos de un país diverso”, con el que el centro Loyola de Canarias se suma al proyecto de la Red de Centros Fe-Cultura-Justicia de la Provincia de España: “Soñamos la ciudad, la construimos juntos”.

La conferencia, titulada “La hospitalidad: aportación de la espiritualidad para vivir la diversidad”, estuvo a cargo de María Carmen de la Fuente Pérez, licenciada en sociología y actual directora de la Fundación Migra Studium de Barcelona.

En su ponencia, a partir de señalar la hospitalidad como una actitud ética y espiritual, desarrolló el contexto en el que se desenvuelve la llamada a la hospitalidad, enunció diez claves para ejercerla, señaló cómo la hospitalidad está presente en las tres religiones monoteístas, judía, cristiana y musulmana y, para finalizar, remarcó seis actitudes para vivir la hospitalidad desde la espiritualidad.

Las intervenciones de los asistentes subrayaron la idea expuesta por María Carmen de la hospitalidad como un imperativo y una necesidad para construir comunidad.

Con esta conferencia el Centro Loyola ha puesto en funcionamiento la Sala Pedro Arrupe, adecuada gracias a la aportación de la Provincia.

Leer más y acceder al audio