Un año desde el acuerdo UE-Turquí...

Cáritas, CONFER, Justicia y Paz, y el Sector Social de la Compañía de Jesús denuncian que  miles de personas permanecen en un limbo jurídico, viviendo en pésimas condiciones como huéspedes temporales en Turquía y en campos en las islas griegas

Madrid, 21 de marzo 2017.- El 18 de marzo de 2016 los miembros del Consejo Europeo (Jefes de Estado y de Gobierno) se reunieron con su homólogo turco para firmar una declaración en la que acordaron medidas adicionales para “poner término a la migración irregular desde Turquía a la UE”.

Se trata de un acuerdo internacional, solo que disfrazado bajo el nombre de declaración. Un acuerdo internacional hurtado al control democrático del Parlamento Europeo, que no ha sido objeto de ratificación ni está publicado en Diario Oficial alguno. Además, el acuerdo genera discriminación en base a la nacionalidad, ya que sólo contempla el reasentamiento desde Turquía de personas sirias.

Para poder declarar la inadmisibilidad de las solicitudes de protección de las personas que llegan a las islas griegas, el acuerdo califica a Turquía como tercer país seguro, a pesar de las evidencias de la deteriorada calidad democrática del régimen y la violación de los derechos humanos, tanto de los ciudadanos disidentes como de las personas migrantes y refugiadas.

Aunque las autoridades europeas se felicitan por el buen funcionamiento del acuerdo, no es cierto: miles de personas permanecen en un limbo jurídico, como huéspedes temporales en Turquía y en campos en las islas griegas viviendo en pésimas condiciones.

El acuerdo responde a una estrategia política europea en plena expansión dirigida a cerrar nuestras fronteras, considerando terceros países seguros a otros de los que proceden o por los que transitan importantes flujos de migrantes y refugiados, y a aumentar sustancialmente las expulsiones desde Europa, como se deriva del nuevo Plan de Acción de la Comisión Europea sobre retorno que, con un lenguaje confuso permite incluso el internamiento de menores. Otro caso sangrante es el acuerdo con Afganistán para la readmisión de todas las personas afganas que expulse la Unión Europea aunque no es el único. Actualmente hay negociaciones similares de control migratorio y readmisión a cambio de diversas contraprestaciones por parte de la UE con Libia, Etiopía, Níger, Nigeria, Senegal, Mali y Túnez. 

Se trata de acuerdos internacionales en los que se propone exclusivamente el control de los flujos migratorios y el cierre de nuestras fronteras incluso vulnerando las garantías mínimas de Derechos Humanos y Protección Internacional, aumentando la presión migratoria sobre países que no cumplen dichos estándares ni tienen capacidad para garantizarlos. La Unión Europea, lejos de habilitar vías legales y seguras, genera cuellos de botella para los cientos de miles de personas que vienen huyendo de la guerra, la persecución o quienes se ven forzados a desplazarse por las consecuencias del deterioro medioambiental o la ausencia de oportunidades de vida en sus países.

Es una solución cortoplacista, que evidencia su ineficacia y provoca violaciones de Derechos Humanos de las que todos los gobiernos son materialmente responsables. Tampoco es una respuesta al crecimiento del populismo o de la quiebra del modelo Europeo, viola diversos acuerdos internacionales y se deriva la responsabilidad a otros Estados.

Exigimos:

?            Que la Unión Europea asuma su responsabilidad como actor internacional en coherencia con sus valores constituyentes y con su identidad, lo cual supone promover un papel activo en la defensa  de los derechos humanos  y de la paz tanto por parte de la UE  como de los Estados Miembros. Estos principios han de regir todas las políticas comunitarias.

?            Dejar de externalizar las responsabilidades europeas de protección en manos de terceros países pretendidamente seguros, sobre la base de que proporcionen una “protección suficiente”, si no garantizan una “protección efectiva”, con unos estándares similares o superiores a los del sistema europeo que se pretende reformar. Un año después sabemos que los resultados se cuentan en víctimas, en vidas que debían haber sido protegidas y que han sido truncadas. Existe un incumplimiento del Derecho Internacional por parte de la UE y de cada uno de sus Estados Miembros.

?            Dejar de presentar el acuerdo UE-Turquía como resultado de una política que convertir en modelo de otros acuerdos similares. Ha sido un "acuerdo" no democrático, volátil, que depende de la "buena voluntad" de Turquía. El modo de abordar la crisis de refugiados como cuestión candente, mina los derechos reconocidos a las personas migrantes forzosas, no supone la solución efectiva que la sociedad civil europea reclama.

?            Aumentar los fondos de AOD de la UE y de los Estados miembros para promover la paz, la estabilidad y la prosperidad en las zonas de origen de las migraciones forzadas. Y aliviar la presión que soportan los países de origen, acogiendo a personas desplazadas internas; y vecinos, acogiendo a personas refugiadas.

?            Promover la Educación para la Ciudadanía Global como parte esencial de la política de Cooperación Internacional para el Desarrollo, y de las políticas educativas, con el fin promover sociedades favorables a la acogida y con capacidad para analizar e interpretar las causas de las migraciones forzadas desde una perspectiva de Derechos Humanos, así como para integrar la diversidad de forma positiva.

Medio millar de personas tiñeron d...

El domingo 19 de marzo medio millar de personas tiñeron de naranja las calles de Vitoria-Gasteiz en la V Carrera por las Mujeres Valientes. Un evento solidario de la ONG ALBOAN, con el apoyo del Ayuntamiento de Vitoria y la Diputación Foral de Álava, cuyo objetivo era recabar apoyo para las mujeres que luchan por cambiar y mejorar su vida y las de sus comunidades.

Los fondos que se han recogido este año se destinarán a los Servicios Educativos El Agustino (SEA), una entidad de la Compañía de Jesús de Lima, Perú, que trabaja por reducir la brecha de inequidad de género. A partir de acciones de acompañamiento, capacitación y asesoría a las mujeres facilitan su acceso a un trabajo digno o consiguen aumentar su participación pública. Lucy Mejía Calderón, lideresa del SEA que fue testigo de excepción de la prueba, afirmó “sentirse felizde ver a tantas mujeres, hombres, niñas y niños sumando fuerzas para que todas y todos podamos vivir en igualdad, con las mismas oportunidades y disfrutando de todos los derechos".”

La periodista Vanessa Sánchez, el ciclista Joseba Beloki, y el cantante Serafín Zubiri, son algunas de las caras conocidas que se sumaron para apoyar la V Carrera Solidaria por las Mujeres Valientes.

La prueba arrancó de la plaza del Arca y, tras recorrer una distancia de 6,2 kilómetros volvió al punto de partida. Antes, tuvo lugar la carrera infantil.

Desde ALBOAN agradecen y destacan la participación, solidaridad y compromiso de todas las personas que bien corrieron, animaron, adquirieron el dorsal 0 o colaboraron en la organización del evento para hacer de la jornada una exitosa fiesta de la solidaridad y el deporte.

 

Entreculturas y ALBOAN recogen fond...

Las lluvias torrenciales que azotan Perú desde las últimas semanas se han intensificado y no se detienen. Las inundaciones están devastando el país. Hay 811 distritos seriamente amenazados, 7.974 casas colapsadas, 19 colegios derrumbados, más de 70.000 personas damnificadas, 75 muertos, 263 heridos y 20 desaparecidos.

Todas las regiones del país han sido alcanzadas por el fenómeno conocido como “Niño costero”, que se produce por un inusual calentamiento del océano Pacífico que baña las costas peruanas. El agua se evapora en grandes cantidades y se condensa al llegar a la sierra, ocasionando intensas e inusuales lluvias en su costa desértica, que causan anegamientos, desbordamientos de ríos y deslizamientos de tierras, conocidos en Perú con el término quechua “huaicos”.

La zona más perjudicada por la emergencia esta siendo el norte de Perú, en especial la región de Piura. En esta región, Entreculturas y ALBOAN, llevan años trabajando en proyectos de desarrollo con instituciones locales de la Compañía de Jesús.

La Oficina de Desarrollo y Procura de Perú (ODP) se está organizando para responder a esta emergencia humanitaria y ha solicitado la ayuda para atender a 2.000 familias damnificadas en las provincias Piura, Morropón, Paita, Sullana y Huancabamba de la región de Piura.

Entreculturas y ALBOAN han querido apoyar la respuesta local de sus socios en Perú y por eso han abierto dos números de cuenta para recoger fondos en apoyo a las personas afectadas. Puedes realizar tu donativo a través de transferencia bancaria indicando en la referencia “Perú” a estos números de cuenta:

1. Si estás en País Vasco o Navarra (ALBOAN)
BBVA - ES54 0182 1290 3302 0150 7630

2. Otra región del territorio nacional (Entreculturas)
BANCO SANTANDER - ES33 0049 0496 81 2410194617

La ayuda inicialmente se destinará a asistencia inmediata como material de higiene, potabilización de aguas, alimentos no perecederos, herramientas, etc. Desde ambas instituciones están en contacto diario con los equipos en terreno para seguir de cerca la evolución de la situación y sus consecuencias. Día a día harán valoración para ver cuáles son las intervenciones necesarias para la reconstrucción del tejido económico, social y educativo de las zonas y de las poblaciones más afectadas. 

Entreculturas y el JRS recuerdan lo...

Cuenta la historia como si hubiera sucedido ayer. Recuerda la fecha exacta en que sucedió: agosto de 2013.

Kassem tenía entonces 8 años (hoy tiene 12) y era como cualquier niño en Siria que disfrutaba divirtiéndose y jugando, completamente ajeno al conflicto en el que quedaron sumidas las vidas de sus familias y la de sus vecinos.  Ese fatídico día, una bomba impactó en la casa de su vecino en el pueblo de Al- Ghouda.

Toda la familia salió corriendo de la vivienda para ver qué había pasado y para ponerse a resguardo de posibles derrumbamientos, por su propia seguridad. Su madre, que entonces estaba embarazada de seis meses, entró precipitadamente en el hogar para apagar el gas. Kassem no recuerda lo que ocurrió después. Luego supo que otra bomba cayó encima de ellos, matando en segundos a su padre y a sus dos hermanos. Él y su madre encinta fueron los únicos supervivientes. La bomba había desgarrado su pierna derecha.

La guerra contra la población civil en Siria entra en su séptimo año. Esta situación ha generado una crisis humanitaria de enormes consecuencias. Más de 11 millones de personas se han visto obligadas a desplazarse forzosamente, de ellas, 4,8 han huido del país en busca de refugio en países cercanos como Turquía (2,7 millones), Líbano (1.07 millones), Jordania (639.704), Irak (246.051) y Egipto (118.518). Además, 6,3 millones de personas se han visto obligadas a desplazarse internamente dentro de siria.

Los que se han quedado en Siria están en situaciones terribles. Todas tenemos en mente lo ocurrido en Alepo, ciudad martirizada por la guerra, durante este último año. “Acabo de regresar de Alepo, y creo que deberían saber lo que está pasando allí. La ciudad está sin agua, sin electricidad, sin combustible ni gas. Oír sobre esta realidad no es lo mismo que vivirla", dice un miembro del personal del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) en Siria.

La entrega de ayuda humanitaria a las poblaciones afectadas por la guerra en Siria sigue siendo un problema urgente. Según Naciones Unidas, 13,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria con urgencia. El sufrimiento de la gente es una realidad. Las duras condiciones climáticas y el limitado acceso a los recursos básicos afectan gravemente a familias e individuos desplazados. Cerca de 5,8 millones de niños y niñas siguen viviendo en zonas de guerra. Uno de cada 4 sufre alguna enfermedad mental debido a la guerra. 2 de cada 3 han sido víctimas de bombardeos o han perdido a un ser querido.

Las personas que han decidido salir de siria y que llegan a los países vecinos se enfrentan a nuevas dificultades. Tienen prohibido el empleo legal y deben competir por empleos limitados en el sector informal. Además,  después de años de exilio, muchas familias han agotado sus recursos y cada vez están más desesperadas. Llegar a final de mes es una lucha diaria tanto para los desplazados dentro de Siria como para quienes han huido del país en busca de refugio en otros lugares. Gran parte de ellos viven en la extrema pobreza, sin poder garantizarse alimentos, agua o medicinas.

Se calcula que hay cerca de 2,3 millones de refugiados sirios que son niños y niñas. Entreculturas y el JRS trabajan con cientos de personas refugiadas como Kassem que han huido de Siria proporcionando ayuda de emergencia, así como apoyo educativo y psicosocial permanente. Kassem tiene sueños. Le encanta el arte y el inglés. Su maestro favorito es el de arte y él también quiere ser profesor de arte. Le gusta el billar y pasa buena parte de su tiempo libre practicando este juego con sus amigos.

Más información en: